Espolón

Los espolones se clasifican en dos grupos:

  • Verdadero espolón
  • Falso espolón

Por suerte siempre suele ser falso espolón.

Verdadero espolón:

El espolón es una osificación del tendón en forma de pico.

Se produce por una situación en el cuerpo que despierta un sistema de autodefensa. Dado a que determinado músculo trabaja demasiado, sube su tensión, las fibras tendinosas del mismo musculo, incapaz de adaptarse en longitud están demasiado pegadas y eso dificulta la circulación de sangre en los micro vasos sanguíneos. Al no ser bien nutrido este área se quedan las sustancias toxicas y así comienza la calcificación en el punto de inserción del tendón en el hueso. Es lo mismo que un cayo, pero los cayos son externos y de la piel mientras los espolones son internos y de los huesos, produciéndose una osificación en forma de espina. 

Falso espolón:

El falso espolón tiene los mismos síntomas, la diferencia es que no hay espina.

En este caso la causa del dolor hay que buscarla en otro lugar, como por ejemplo un desequilibrio muscular o un desplazamiento de la cadera o el sacro.