Escoliosis

La palabra escoliosis proviene de una palabra griega que significa torcido.

Aproximadamente tres de cada cien personas tiene algún tipo de escoliosis. Aunque para muchas no supone un gran problema, en un número reducido de personas, la curva empeora a medida que crecen y puede que necesiten un corsé o una operación para corregirla.

Alguien con escoliosis puede tener una espalda que se curva en forma de S o C. Este tipo de curva puede ser evidente para otras personas y también puede causar malestar.

Nadie sabe la causa del tipo más común de escoliosis, denominada escoliosis idiopática. (Idiopático significa desconocido). Los médicos saben que la escoliosis puede venir de familia. Así que, si uno de tus padres, una hermana o un hermano tienen escoliosis, tú también podrías tenerla. Aproximadamente la misma cantidad de niñas y niños tienen escoliosis, pero las niñas son más propensas a necesitar tratamiento.

Podemos disminuir o solucionar la escoliosis encontrando de nuevo el equilibrio del cuerpo.

La mayoría de los casos de escoliosis aparecen desde el nacimiento, pero las correcciones no pueden hacerse a tan temprana edad. Es aconsejable hacerlas entre los 10 y 15 años. Después de esta edad nunca se es demasiado mayor para corregir la escoliosis y quitar o aliviar los dolores.

 

El mayor enfoque lo damos a la reducción de dolor y a crear un equilibrio para este cuerpo, incluso la mayor torsión puede estar equilibrada y el cuerpo gestionarse bien con ella.