Terapia de Puntos Gatillos

Un punto gatillo es un foco hipersensible dentro de una banda tensa (contractura) de un musculo. Este punto es doloroso a la compresión y generalmente, cuando se le estimula produce un dolor referido (dolor en una zona que puede estar a una considerable distancia del punto) característico, o produce una disfunción motora o fenómenos autonómicos (sudoración,..).

Estos puntos que se encuentran en todos los músculos, se pueden generar por diferentes causas:

  • Estrés mecánico (por disfunciones morfológicas y articulares, mobiliario inadecuado, abuso muscular, inmovilidad prolongada, prendas demasiado apretadas

  • Desarreglos nutricionales (falta de vitaminas, minerales …

  • Desarreglos metabólicos y endocrinos

  • Factores psicológicos

  • Infecciones crónicas virales o bacteriológicas

  • Otros, como alergias, alteraciones del sueño,..

Además estos puntos gatillos no solo producen dolores en la zona donde esta sino cada musculo tiene su zona/zonas a la cual refleja dolor u otros síntomas como rigidez y debilidad muscular, mareos, desequilibrios, percepción distorsionada del peso de los objetos (se nos caen de las manos),…

El tratamiento de diferentes dolores del sistema locomotor, como dolores de cabeza o de dientes a los que no se encuentra explicación puede llevar al clásico tratamiento que no tiene el efecto deseado, el dolor no cesa nada y el paciente no ha encontrado el alivio que buscaba cuando no se tienen en cuenta la existencia de puntos gatillos.

El tratamiento de estos puntos gatillo, por un profesional cualificado que conoce los patrones de dolor de cada punto, llevara en muchos casos a solucionar problemas crónicos los que no se encontraba solución.

 

Su tratamiento puede hacerse de diferentes maneras que van desde compresiones dinámicas o estáticas hasta la PUNCION SECA, con aguja similares a las de acupuntura, una técnica más directa, quizá rechazada en principio por el paciente, pero de resultados impresionantes.