Ventosas

Un método de tratamiento muy antiguo y beneficioso. La ventosaterapia es una técnica de medicina alternativa utilizada en la medicina china tradicional mediante el cual una ventosa se coloca sobre la superficie de la piel para causar una congestión local eliminando el aire de la ventosa. Sus practicantes creen que este método promueve la libre circulación del Qì y la sangre, promoviendo la cura de diversas dolencias. En su forma más tradicional, para calentar la ventosa, se enciende un algodón previamente empapado en alcohol, sujetado con pinzas que se introduce en su interior, dándole vueltas para posteriormente extraerlo y colocar la ventosa sobre la piel; la combustión del oxígeno crea un vacío de aire dentro de la ventosa que al colocarla sobre la piel hace que se pegue a ella, que la succione. Una vez colocada la ventosa sobre la piel se deja aproximadamente unos diez minutos, cuando la piel comienza a estar congestionada con un color violeta por el estasis provocado, se retira la ventosa de la piel sujetándola con una mano y presionando con la otra la piel de alrededor para terminar con el vacío. Las ventosas se pueden aplicar de diferentes formas: pueden dejarse retenidas o fijas, pueden quitarse y ponerse rápidamente, pueden moverse una vez aplicadas y realizando así un masaje de ventosas y se pueden sacudir o girar.