Terapia Miofascial

La terapia Miofascial es una rama de la fisioterapia dirigida al tratamiento manual de los desórdenes mas comunes que afectan al aparato locomotor como consecuencia de diferentes tipos de traumatismos (fracturas, esguinces, torceduras, golpes, etc., que producen dolorosas e limitantes cicatrices internas o externas limitando el movimiento y produciendo dolor), como también a raíz de los cambios relacionados con el proceso reumático, artrítico o de artrosis que afecta el funcionamiento de la columna vertebral, las rodillas, los hombros y otras articulaciones del cuerpo.

En el proceso de tratamiento, el fisioterapeuta utiliza suaves estiramientos, presiones sostenidas y un posicionamiento especial para lograr cambios en el cuerpo y así aliviar el dolor como también recuperar la alterada función corporal.

Los tratamientos son individuales pueden tener una duración entre treinta minutos y una hora. Generalmente se aplican entre una y tres veces por semana dependiendo del tipo, la antigüedad y severidad de la patología a tratar.

 

Las típicas dolencias tratadas exitosamente con las técnicas Miofaciales son: lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, hombros dolorosos, cefaleas, síndrome de la fatiga crónica, problemas menstruales, codo de tenista, secuelas del latigazo cervical, síndrome del túnel carpiano, escoliosis. Es también un tratamiento complementario dentro del tratamiento de la fibromialgia.